22.5.17

Pensamientos no tan malos

Santiago Rusiñol (1861-1931)

Si los jueces fuesen juzgados después del juicio, algunos de ellos irían a prisión.

El escritor que cuida demasiado el estilo lo hace porque tiene pocas cosas que decir; el que no lo cuida nada, mejor sería que no las dijera.

Quienes buscan la verdad merecen el castigo de encontrarla.

Llamar hábil a un artista es censurarlo, llamárselo a un político es alabarlo.

La urbanidad es el conjunto de reglas para hacer más llevadera la estupidez,

La mejor época del matrimonio es el principio y el final. La peror son los treinta años de intervalo del consorcio.

(Santiago Rusiñol, Máximas y malos pensamientos. Piensa mal y no errarás. Traducción de Francisco Fuster, Vaso Roto Ediciones, 2014).

No hay comentarios:

Publicar un comentario