26.5.17

Filosofía del par




    -Drubble, amigo mío, no se trata de una venganza, es solo una necesidad personal de averiguar de una maldita vez por qué diablos mueren siempre los mejores.
   -No mueren siempre los mejores, hijo. Lo que ocurre es que la muerte de los malos bichos no duele.
    Me alejé por la calle fría, dando la espalda a Drubble. Tal vez tuviera razón. Tal vez lo único importante era tomar un par de copas, abrir un par de piernas y ganar un par de dólares. No estaba seguro de esta filosofía, pero necesitaba un par de copas.

(Rocco Sarto, Un caso particular. Bruguera, Colección "Punto Rojo", 1983).

No hay comentarios:

Publicar un comentario