27.3.17

Bibiomaníacos

Gustave Flaubert (1821-1880)

    Y le enseño un pequeño paquete de folletos atados con un cordel. Giacomo lo rompió y leyó los títulos en un segundo.
     -¡Demonios! -dijo- No es esto. ¿No lo habrás vendido por casualidad? ¡Oh! Si los posees, dímelo, dámelo; cien doblones, doscientos, todo lo que quieras.
     El librero le miró asombrado.
     -¡Oh! ¿Quizá queréis decir un librito que di ayer, por ocho maravedíes, al cura de la catedral de Oviedo?
     -¿Te acuerdas del título del libro?
     -No.
     -¿No era: Misterios de San Miguel?
     Sí, eso es.

(Gustave Flaubert, Bibliomanía, José J. de Olañeta, Editor, 2011. Traducción de Víctor Inglada).

2 comentarios: