23.12.16

Una Navidad galesa

Ilustración de Pep Montserrat (La Navidad para un niño de Gales,  
de Dylan Thomas. Nordica, 2010) 

Hace muchos, muchos años, cuando yo era un crío, cuando había lobos en Gales y los pájaros del color de las enaguas de franela roja se marchaban a toda prisa sobrevolando las colinas con forma de arpa, cuando cantábamos y nos revolcábamos toda la noche y todo el día en cuevas que olían como las tardes de los domingos en los fríos y húmedos salones de las casas de campo, y perseguíamos con las quijadas de los diáconos a los ingleses y a los osos,.antes del motor de explosión, antes de la rueda, de las yeguas con cara de duquesa, cuando montábamos a caballo sin silla por las suaves y alegres colinas, entonces nevaba sin cesar. Pero aquí aparece un niño diciendo: "El año pasado también nevó. Hice un muñeco de nieve y mi hermano lo tiró y yo tiré a mi hermano, y después nos pusieron la merienda".

(Dylan Thomas, La Navidad para un niño en Gales, traducción de María José Chuliá García, Nordica Libros, 2010).

2 comentarios:

  1. Recordemos siempre ese pedacito de Gales que todos llevamos dentro.

    Bon Nadal, Jorge!

    ResponderEliminar
  2. Pues,sí. La magia de Gales en Mavidad.
    Bon Nadal,Enric.

    ResponderEliminar