17.5.16

Ilustre plebeyo



WILLIAM SHAKESPERE. Este es uno de los genios colosales que han subido hasta la cumbre del ideal. Sus obras encarnan la naturaleza y la existencia, todas las formas múltiples del ser, el hombre y la huimanidad. Anatómico profundo del corazón humano, diseca con su escalpelo todas las fibras, interroga a la materia, evoca a los espectros, y sondea a los abismos, extrae de los cráneos descarnados la esencia de la filosofía, y pasan por su alambique, el enigma y el misterio, los sueños y las conjeturas; todas las fases de la vida, desde la cuna hasta el sepulcro. Retrata con pincel enérgico y mano maestra los vicios coronados, las grandezas corrompidas, y desciende a las clases abyectas y miserables, sacude sus inteligencias incultas y groseras y hace brotar las perlas y los diamantes, las máximas más severas y las sentencias más sabias. Ve la tierra y el espacio, la duda sombría y el azul de los cielos, el flujo y el reflujo de las pasiones, el océano inmenso y el infinito imposible; tiene la emoción violenta de todos los dolores  que torturan el alma, el acento apasionado y elocuente de todos los grandes entusiasmos y heroicos infortunios; abarca todos los aspectos de las cosas; su poesía es mofa y llanto, su espíritu abraza la suma total de la humanidad.

(Antonio Luque y Vicens, Plebeyos ilustres. Reseña biográfica de los obreros del progreso humano, Madrid, 1869)

  

4 comentarios:

  1. Como se dice por aquí "qué cosa más bonita".El título y el texto es colosal.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. No por desconocida es esta una de las mejores alabanzas del gemnio de Stratford que haya leído.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, yo sí lo desconocía.
    Claro, a ello juntamos tu debilidad por sustraer lo mejor de todo lo que lees. Esa habilidad tuya que más como lector empedernido, sea un don. Tu parte más sublime a la hora de analizar lo que es bueno y lo que no. A esto le añado que eres muy polifacético.
    En fin, hay libros que deberían estar más baratos:) o al menos al alcance de cualquier lector que se digne a leerlo.



    ResponderEliminar
  4. Vaya piropo... más que Shakespeare parece el mismísimo Dios....

    ResponderEliminar