12.2.16

Un poema de Melcón


EL MUNDO DEVANA SU MADEJA

Callad, no preguntéis nada.
No preguntéis por qué
esto es así y aquello
de otra manera. El mundo
es una suma de dispares cosas,
de errores continuados
y torcidos senderos
pero necesarios. El mundo,
con sus muñecos de trapo
y muñecas de blanda cera,
devana lentamente su madeja.

(María Luz Melcón, Poemas del siglo XX (1965-1970): Mientras Occidente agoniza. Ediciones Libertarias, 2015)


4 comentarios:

  1. No conocía a esta poeta. Razón tiene en este poema, es mejor no preguntar -tanto-porque poco podemos comprender. Y lo que comprendemos nos cuesta horrores interpretarlo.

    ResponderEliminar
  2. Hasta ahora Melcón no había publicado sus poemas, aunque datan de los años sesenta.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Jorge, nada más cierto que leer este poema que un domingo. No sé si cierto o desolador.
    Tanto saber y saber... ¡ni que fuéramos personas!

    ResponderEliminar
  4. Domingo o no, cualquier día es bueno para leer poesía.

    ResponderEliminar