7.11.15

Un poema de Rodrigo Olay


LA VISPERA


La respiración lenta,
tan densa como el miedo, tan profunda.
Las vendas que escondían su mano, su antebrazo.
El gesto rígido.
La frente enfebrecida.
La silla de mi madre junto al lecho.
La habitación en sombra.

Lúcida como la desesperanza,
mi madre, muy despacio, la besa en la mejilla.

-Esta tarde comprad camisas blancas.


(Rodrigo Olay, La víspera. La Isla de Siltolá, Sevilla, 2014)



  

5 comentarios:

  1. Buen poema. Pero estos poemas escritos así me parecen un telegrama y me gustan más con cierta fluidez escrita.
    Bueno, es mi opinión personal.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que la brevedad le da más contundencia.

    ResponderEliminar
  3. Bien, lo tendré en cuenta. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. En el fondo es solo cuestión de gusto.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar