28.4.15

Fin de imperio (en menos de 170 palabras)


Ulpiano Checa, "Entrada de los bárbaros en Roma"

A Honorio sucedió Valentiniano III, de menor edad, por lo cual gobernó su madre Placidia. Las enemistades entre el conde Bonifacio, gobernador de África, y el general Aecio, ocasionaron el llamamiento de los vándalos a aquella provincia romana. La invasión de los hunnos, al mando de Atila, conmovió al Imperio y a los Estados bárbaros constituidos. Velentiniano, que por intrigas había hecho matar a Aecio, lo fue a su vez por Máximo. Este quiso casar con Eudoxia, que llamó a los vándalos de África, y Roma fue saqueada por segunda vez. Máximo fue asesinado por los ciudadanos de Roma. Sucedióle Avito, por influencia del rey wisigodo de España Teodorico, pero fue depuesto por el suevo Ricimero, que puso en el trono a Mayoriano, cuyo carácter entero disgustó a su protector y le hizo asesinar. Siguieron después varios reinados sin importancia, hasta que el pannonio Orestes puso en el trono a su hijo Rómulo, llamado Augústulo, que fue arrojado de él por el hérulo Odoacro en el 476.

(Blas Valero y Castell, Compendio de Historia Universal, Tarragona, 1918)

4 comentarios:

  1. No se puede decir mejor en dos palabras.

    ResponderEliminar
  2. Interesante. Si esta historia se puede contar así (que no me sé ni la mitad de ella), una vida se cuenta en una frase.

    Gracias Jorge por traer tan curiosas entradas.

    ResponderEliminar

  3. Desde luego capacidad de síntesis no se le puede negar al autor.
    Saludos.

    ResponderEliminar