10.10.14

Modiano



Una vez más, la Academia Sueca ha hecho pedazos las quinielas de eternos favoritos al premio Nobel de Literatura y ha galardonado al francés Patrick Modiano. A diferencia de otros años, esta vez el ganador no solo me era conocido, sino que lo he leído, y con gusto.

Entre las motivaciones del premio están el "arte de la memoria" y su evocación de "los destinos humanos más inaprensibles", que es algo vago y genérico que lo mismo sirve para un autor que para otro. (Por cierto, he leído en un diario digital muy visitado que a Modiano lo han premiado por El arte de la memoria, como si fuese un libro suyo; en otros periódicos en vez de "inaprensibles" han traducido "inasibles", "imperceptibles" e incluso "incomprensibles". O sea, lo que Josep Pla quería decir con "inaferrable").
Como anécdota personal diré que una novela suya, Exculpación, inauguró, junto a una mía, Las confesiones de un bibliófago, la colección Calpe Narrativa en 1989.

2 comentarios:

  1. Y si no se sabe, se deja pasar..., y hay que saber de tantas cosas para saber de su certeza.
    En fin, buen post.

    ResponderEliminar