1.9.14

Fantasmal aparición del héroe


     Y, de repente, un trueno horrísono descargó allá fuera, iluminando toda la estancia con una llamarada lívida que desgarró brutalmente el negro cielo nocturno del que caían  torrentes de agua.
     Un golpe violento de aire abrió la puerta de nuevo, con áspero crujido de madera vieja y goznes chirriantes. Scott y la joven volvieron hacia allá la cabeza, sobresaltados.
     El último fulgor del chispazo celeste llegó todavía a alumbrar una silueta larga, impresionante, oscura y fantasmal, erguida en el umbral de la entrada, a contraluz del relámpago.
     Y una voz extraña, profunda, fría y sin marices, retumbó roncamente:
     -Buenas noches, señores. ¿Pueden alojar aquí por unas horas a un viajero perdido en medio de la tormenta?

(Kent Davis, Forajidos en la noche. Colección Far West, Editorial Astri, 2000)

4 comentarios:

  1. Pues a mí me gusta muchísimo como aparece: sin maletas, sin ticket de ida y vuelta... ¡qué bien! :)
    Esto sólo lo hacen los héroes y puede que también, los vagabundos. Pero ¿existen los primeros?.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me temo que cada vez hay menos héroes como los de antes. O mejor dicho: los héroes actuales son gente corriente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mira Jorge qué curioso, he buscado en la famosa wikipedia y viene los rasgos según el héroe.
    Yo no lo sabía:

    http://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A9roe

    ResponderEliminar
  4. Curioso, sí. Gracias por la información.

    ResponderEliminar