6.7.14

Un poema de Vinyoli



TRABAJO DE VIEJO

Al atardecer, fuera del pueblo, paseo,
buscando aquello que nunca encontraré.
Trabo palabras con dolor y recuerdos
de gozos vividos. Famélicos gatos acuden
a devorarme. Sueños, habéis huído.
Palpo la roca y el árbol y me apoyo en él.
Ya es hora de volver a casa. Viejo,
llevo en la mano la piedra del poema.

("Feina de vell", en: A hores petites, Ed. Crítica, 1981. Traducción: J. O.)

2 comentarios:

  1. ¿Sabes?, qué curioso, me pasa algo parecido. Suelo caminar bastante y cuando lo hago por caminos en los que apenas he estado, me da la sensación de que he perdido lo más importante de mi vida. Y entonces vuelvo con el deseo de no perder de nuevo tantas cosas importantes. En mi caso no es la vejez, pero sí recuerdos que me asustan y no quiero volver a pasar por ellos.
    Perdona si explico esto, es un poema con el que me he identificado mucho. Es breve y con un contenido muy importante para mi.

    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Esto es lo que tienen los buenos poemas: que te hablan a ti, de ti.

    ResponderEliminar