13.11.13

Tifón


Filipinas ha vuelto a ser azotada por un  tifón. El paso del "Haiyan" ha dejado un rastro de caos y devastación. En Filipinas a los ciclones se les llana báguios y, por desgracia, hace siglos que saben de sus efectos devastadores.
En Las Islas Filipinas en 1882. Estudios históricos, geográficos, estadísticos y descriptivos (Madrid, 1883), de D. Francisco Javier de Moya y Jiménez, se destaca este tipo de calamidad que con frecuencia sufre el archipiélago (además de erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, inundaciones...):
"En este mes (noviembre) y en el de junio, con motivo del cambio del monzón, se suelen presentar los horrorosos huracanes llamados báguios, durante los cuales el viento, totalmente desencadenado, recorre con increíble velocidad todos los cuadrantes, formando esas terribles turbonadas que devastan los campos, cierran los caminos, arrrancan de raiz los árboles más corpulentos, derriban las casas y arrojan las embarcaciones sobre las playas entre el pánico de sus habitantes."
Y siguen su camino, dejando a su paso dolor y desolación.

2 comentarios:

  1. Nunca se pueden olvidar estas tragedias.
    Siempre que pasa algo así recuerdo a Omaira Sánchez,
    no puedo ver la imagen de la niña hablando y pidiendo ayuda, consolando a la vez.

    Siempre habrá dolor y desolación en el mundo y estaremos algunos para recordarlos y poder ayudar de alguna manera.

    Pero el recuerdo es muy triste.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me acuerdo, claro de la pequeña Omaira. Escalofriante.
    Saludos.

    ResponderEliminar