2.1.13

Peligros de la gran ciudad


Una sugeción moderada es útil, y aun necesaria para evitar la flogedad que trae consigo la vida tranquila, y a la cual contribuye en gran manera el aire espeso que se respira en las ciudades. Un corsé ligero, y ligeramente ceñido basta para alejar este inconveniente, y al mismo tiempo para adquirir una posición recta y decente, cual conviene a todas las personas bien educadas.
Huyan nuestras lectoras de esa funesta desnudez, que por desgracia ha propagado en demasía la corrupción del gusto, y de las costumbres. Difícil sería enumerar las enfermedades mortales que acarrea; pero no hai exageración en afirmar que las dos terceras partes de las jóvenes que mueren en las grandes ciudades, mueren víctimas de esta insensata manía.

(Gimnástica del bello sexo, o ensayos sobre la educación física de las jóvenes, 2ª edición, R. Ackermann, Londres, 1827)

2 comentarios:

  1. Flogging a dead horse ,como chirría esa flogedad.
    Que no sea estéril nuestro esfuerzo en 2013.
    Feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Eso, desmintamos la "rueda perpetua" para el 2013.

    ResponderEliminar