12.6.12

Un poema de Aller





EL FINAL DEL JUEGO



Mejor será saberlo. Tal como van las cosas,
la esperanza redime tan sólo a los estúpidos.
Cegados repetimos la historia que ignoramos,
diseñando estrategias que el mañana revienta.

La mentira ha triunfado y el mundo se destruye
entre risas y cánticos de beodos y maulas.
El hombre muerde el polvo y los cuatro jinetes
cabalgan poderosos en el trémulo ocaso.

Prendados de una sombra, golpeamos el vidrio
como moscas tenaces. Morimos y matamos.
Quedará de nosotros un puñado de tierra
que dirá la locura de la vida arruinada.

(Jesús Aller, Los dioses y los hombres, KRK, Oviedo, 2012)

2 comentarios:

  1. Me gustó el poema de Jesús Aller, tu colega entre rocas y sinclinales.

    Celebro que haya publicado un nuevo poemario.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste.
    Saludos.

    ResponderEliminar