16.2.12

Aquello que esperaba escuchar Olaudah Equiano

Hugh Walpole (1884-1941)

Pero hay una especie de lujuria, de holgazanería en la lectura que es tal vez lo mejor del mundo; es, creo, ser capturado solo por los viejos libros, libros que tu sabes bien que se levantan y salen a tu encuentro, te toman del brazo y te susurran al oído. "Ahora recuéstate y hablamos, y luego, cuando nos toque, te contaremos una o dos cosas. No es preciso ser ingenioso esta noche, no queremos que deslumbres, tenemos una hora o dos para estar juntos de manera tan placentera que apenas sabrás que estamos aquí".

(Hugh Walpole, Reading, 1927)

No hay comentarios:

Publicar un comentario