2.12.11

Muerte de huevo


Donaldson se abalanzó hacia la pelirroja Evelyn Anderson. Pero llegó tarde. Ella ya sostenía una automática en la mano. Se clavó el cañón en el pecho izquierdo y accionó el gatillo.
La cogí antes de que cayera al suelo. A continuación le busqué el pulso. Levanté la mirada y dije:
-Más muerta que un huevo frito.

("El caso del horóscopo", en Las estrellas mueren de noche y otros casos de Dan Turner, detective de Hollywood, de Robert Leslie Bellem. Valdemar, 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario