19.2.11

Comisión


"Ella no tenía aspecto de vampiro. Parecía una muchacha muy bonita, de ojos y cabello oscuros, erguida y esbelta en su traje sastre. Sin embargo, se recreaba en la idea de que podía obtenerse una buena comisión del hecho de que un hombre yaciese en la cocina con la cabeza aplastada."

(Bruno Fischer, Más muertes que una, 1964)

No hay comentarios:

Publicar un comentario