6.1.10

Camus

El pasado lunes se cumplieron cincuenta años del fallecimiento de Albert Camus, y su obra sigue más viva que nunca.
A modo de pequeño homenaje, estas líneas extraídas del prefacio a su libro El revés y el derecho (1958):
"El escritor tiene alegrías para las que vive y que bastan para colmarlo. Pero para mi están en el momento de la concepción, en el mismo instante en que aparece el tema, en que la sensibilidad, clarividente de pronto, capta el esbozo de la articulación de la obra, en esos momentos deliciosos en que la imaginación y la inteligencia son por completo una misma cosa. Esos instantes se van igual que llegan. Queda la ejecución, es decir, una prolongada penalidad."

No hay comentarios:

Publicar un comentario