3.6.09

Un poema de Kirkup

James Kirkup en la tumba de Lafcadio Hearn
en el cementerio de Tokio

(Foto sacada de su libro Filipinescas, 1968)


SANGRE NEGRA

En las profundidades de la noche
es cuando se escriben los poemas,
en la hora más negra
que no está en ningún reloj
ni en ningún calendario.

Una palabra gotea sangre
del cuerpo de un libro:
es una caligrafía
mística, y su pincel
es más ligero que el ala de un pájaro.

Apenas toca
el papel en blanco o la tensa
membrana de una hoja,
sin embargo agarra la página entera
y la estruja seca de blancura.

Cuando todos duermen
es la hora en que despiertan
las pesadillas del arte
que nunca duermen amortajadas
en las ventanas rotas del sueño

de las que surgen
gritos fantasmas de palabras sin techo
trazando sus largos séquitos
de sílabas sibilantes
manchando con borrones de sangre negra

el pergamino surcado de arrugas
en el que las palabras empiezan a arrastrarse
como insectos despistados
que han perdido su camino en
el brillante termitero del cerebro.

(Traducción: J.O.)
Nota: esta versión de "Black Blood" apareció en La última canana de Pancho Villa (nº 470, 2005), y figuró en la exposición de publicaciones y escritos de James Kirkup, celebrada en la Central Library de South Shields, en abril-mayo de 2006)

No hay comentarios:

Publicar un comentario