30.12.08

Cuento de nochevieja

EL GATO DE LA PORTERA

La estatuilla me sacaba la lengua groseramente. La gente celebraba por la calle el fin de año comiendo racimos de uva. A mi me daba mucha envidia verlos. Deseaba ser como ellos y no podía. Aquel fin de año sería para mi como fueron todos los otros; tristes, muy tristes. O tal vez más; aquella noche la portera de mi casa quería que su gato durmiera conmigo.

(De Mamíferos, himenópteros y ofidios, de Antonio Beneyto. Edición del autor, Barcelona, 1968)

¡FELIZ AÑO 2009!

2 comentarios:

  1. Feliz Año Nuevo, y a seguir escribiendo para que te leamos con tanto placer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, y mis mejores deseos para el nuevo año.
    Un abrazo

    ResponderEliminar