4.12.08

Dinamita rubia


"Esa muchacha despedía un perfume lo bastante espeso como para apoyarse contra él. Estaba poniendo en tensión todos sus nervios para convencerme de que ella era un don del cielo para una juventud frustrada. Y dejo constancia de que yo no estoy en esta categoría. "
Así empieza La dinamita es rubia, de Al Bocca (Ediciones Malinca, Buenos Aires, 1957). No sé nada de Al Bocca, aunque me suena a pseudónimo de escritor porteño; y en cuanto a la novela no creo que pase a la historia del thriller. Ahora bien, yo, por una portada como esta, pagaría.

1 comentario:

  1. No conozco al autor, pero reconozco que la portada, enmarcada tendría su espacio para ser expuesta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar