24.4.08

Dos poemas de Vinyoli

ESCÚCHAME ESTOS GRITOS

Escúchame estos gritos
mal ahogados, llenos de experiencias
dolorosas o alegres,
de entusiasmos y caídas
que me vienen de las oscuras
anfractuosidades de la memoria.

Escúchame los silencios tan cargados de llantos,
de miedos y de fracasos
no confesados.
Que tus difíciles
ganancias compartan
mis pérdidas.


AQUÍ

Se me han vuelto las cosas
como virutas quemadas.
He dejado mis pasos
fuera de aquí:
zapatos muy gastados.

No moverme.
Pasar mucho tiempo
aquí.
-Se me ha vuelto una corriente
silenciosa, que no veo, el tiempo.

(Traducción: J.O. De Ara que és tard, Joan Vinyoli, 1975)

4 comentarios:

  1. Hola . Tengo que felicitarlos primero por la pagina. Realmente me ha gustado lo que acabo de leer. Mis felicitaciones de vuelta y de seguro me estare dando una vuelta proximamente. Saludos a todos Poemas

    ResponderEliminar
  2. Trae usted a su casa -que también es la de quienes le leemos- a un poeta esencial. Aquí copio una de sus Elegías de Vallvidrera:

    "Ahora puedo decir: estoy en la fuente y bebo,
    y bebo hasta morirme
    de sed de querer más sin saber que
    es así como no se muere
    en verdad del todo: viviendo en la carencia
    de alguna cosa siempre.
    Sin
    carencia, que sería de nosotros,
    aquellos a los que fue dado el privilegio,
    la santa locura de ser cántico,
    viento descontrolado, incendio
    que se destruye a sí mismo, mientras salvadas
    quedan las cosas que tocó y más puras,
    ¡Oh, iluminados! Nuestro
    cometido humilde: abrir por completo los oídos
    al canto primigenio
    y declinar."

    ResponderEliminar
  3. Vinyoli es un poeta esencial, sin duda. Menos conocido que otros, pero no menos grande.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar