2.2.08

No disparen al guionista

De la misma manera que un mal poema puede salvarse gracias a un verso acertado, o una novela mediocre por un pasaje o personaje destacado, también una película no especialmente memorable puede ser recordada por una frase, una réplica, un diálogo. Las grandes películas suelen estar llenas de ellas, pero incluso en una mala se pueden encontrar verdaderas perlas.
He aquí, para empezar esta sección, un par de ellas:

Siempre he dicho que no conoces a una persona hasta que se pone la ropa.
(Carol Burnett, en Consejos a medianoche, 1963, de Daniel Mann. Guionista: Jack Rose)

Joan Bennett: Si no te haces ilusiones no te llevas decepciones.
Paul Henreid: Te veo muy amargada.
Joan Bennett: Éste es un mundo amargo lleno de sorpresas tristes.
(La cicatriz, 1948, de Steven Sekely. Guionista: Daniel Fuchs)

No hay comentarios:

Publicar un comentario