8.1.08

La buena literatura quema

Afirma Stephen Vizinczey que los grandes escritores no son los que nos dicen que no deberíamos jugar con fuego, sino los que nos queman los dedos. Pues bien, acabo de empezar Vida y destino, de Vasili Grossman, y ya tengo los dedos chamuscados.

2 comentarios:

  1. Casualmente yo empecé el mismo día "Un escritor en guerra"

    Tengo pendiente "Vida y destino"

    Ya nos contarás tus impresiones y ya te contaré las mías (de momento son muy buenas)

    Un saludo de un amigo lector

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo. Esperaremos al final, si no nos abrasamos.
    Gracias por leerme.
    Saludos

    ResponderEliminar