8.11.07

69

Una de las ventajas del lector es la de poder hojear un libro antes de comprarlo. Uno entra en una librería, se acerca a un estante o a un expositor, coge un libro que le ha llamado la atención por el autor, el título, la portada, el formato o las frases elogiosas en la solapa. Lo abre, lo hojea, se detiene ahora aquí, ahora allá y lee unas frases sueltas (nunca el final, por si acaso). Yo suelo leer la primera frase. Es un criterio, como otros. Si me gusta, lo que viene detrás puede que también me guste. Pero no hay ningún método infalible, y la intuición juega casi siempre un papel decisivo.
El profesor John Sutherland, en su libro How to Read a Novel. A User's Guide (2006), recomienda para estos casos el test de Marshall McLuhan. Se trata de ir a la página 69 de un libro y leerla. Si la página gusta, comprar el libro. Dice Sutherland que funciona.

2 comentarios:

  1. Nunca lo he probado pero lo haré. Yo me dejo guiar por la primera frase, desde luego, aunque un formato y una tipografía cuidados me parecen (aunque no lo sean siempre) indicativos del cuidado que se pone para presentar el contenido y, por lo mismo, de su importancia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No hablé de los aspectos estéticos del libro (como objeto), que por supuesto me parecen decisivos, al menos para mí. Entre una edición descuidada y otra cuidada, no hay color.

    ResponderEliminar