22.1.07

Definitiva sentencia

Sir William Trumbal, uno de estos poetas que nunca pueden ser olvidados porque nunca han sido recordados.
(Henry Newbolt, Studies Green And Gray, 1926)

2 comentarios:

  1. La sentencia es en sí misma un oxímoron, y serlo la convierte, a su vez, en el postrer consuelo de Willian Trumbal -hubo al fin un recuerdo-.
    Un saludo y enhorabuena por esa novela recién terminada.

    ResponderEliminar
  2. ¿de modo que hasta aquí llega el humo de mi nueva novela?

    ResponderEliminar