20.12.06

Prescripción médico-literaria

¿Flatulencias de estilo? ¿Pesadez retórica? ¿Migrañas argumentales?

Tome las pastillas del Dr. Baroja

¡Y se sentirá como nuevo!

1 comentario:

  1. Desde luego si algunos acudieran a las pastillas del Dr. Baroja todos disfrutaríamos más leyendo.
    Pero siempre hay alquien que no las necesita.

    ResponderEliminar