21.4.14

Las cosas claras


"Las cosas deberían ser más sencillas. Debería haber el bien, el mal y nada en medio."

(Guy Madison en Un hombre duro, de George Sherman, 1957. Guion de Leo Katcher)

17.4.14

Consejos a los tertulianos




ARTÏCULO IV. De las concurrencias o reuniones.

Al tomar parte en las conversaciones no debemos ser demasiado habladores, porque cansaríamos a todo el mundo, ni demasiado callados, por no parecer como estatuas, cosa que desagrada infinito, porque da a entender que no tomamos interés alguno en los razonamientos de los otros.
    El tono de la voz no ha de ser tan alto que ofenda los oídos, ni tan bajo que se perciba con dificultad: debemos hablar sin precipitación, y evitar el altanero desdén y la afectación empalagosa (...)
    Cuando se suscite alguna cuestión, o diga cualquiera de los circunstantes alguna proposición contraria a nuestro dictamen, no hemos de ser demasiado fáciles en contradecirle, y aun cuando sea preciso debemos hacerlo con agrado y buen modo.
    Sobre todo es menester guardarse de desmentir abiertamente a persona alguna, como diciendo es incierto, o no es así; antes cuando tengamos que contradecir alguna cosa, debemos primero pedir venia, y después añadir modestamente: me parece, o tengo entendido que esto es de este modo o del otro.

(Juan de Escoiquiz, Las obligaciones del hombre, Imprenta de Gómez e Inglada, Barcelona, 1869)

14.4.14

Lo arregla todo

Recojo en el casillero de la correspondencia una hoja con el siguiente anuncio:

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Profesor  HALIM

Gran vidente espiritual y especialista en todo tipo de problemas:
Problemas matrimoniales  -Sentimentales,
Recuperación de Pareja  -Amores,
Atraer persona querida,
Amor -impotencia sexual,
Problemas familiares, matrimoniales,
Suerte en los negocios, en el trabajo y exámenes,
Atraer clientes (compra y venta).
Mantener puesto de trabajo,
Protección de vida familiar,
Quitar mal de ojo y maleficios,
Potenciar la sexualidad,
Enfermedades crónicas, quitar demonios,

El profesor HALIM arregla casos muy desesperados: Llamar al:
XXXXXXXXX / XXXXXXXXX
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(Tal como están las cosas, al profesor Halim no debe faltarle el trabajo) 


11.4.14

Aznar, independentista


Muchos almirantes y generales no podían admitir sin repugnancia un estado de guerra entre el autoplaneta "Valera" y el Gobierno de Redención. "Valera" no era sino un gigantesco transporte de tropas que operaba bajo la bandera del Gobierno redentor. ¿Podía hoy, después de tantos siglos de fiel subordinación al Gobierno de Redención levantarse el autoplaneta en armas contrra su legítimo Gobierno?
   -¡Sí, podemos! -contestó Miguel Ángel Aznar descargando un violento puñetazo sobre la mesa que presidía-. Creo que ha llegado el momento en que "Valera" debe declararse independiente. (...) Nunca razones de más peso apoyaron la petición de independencia de ninguna colonia terrícola. Y a menos que abominemos de nuestra religión y nuestras costumbres, y nos resignemos a ser pasados a cuchillo por esa multitud de monstruos encefálicos, tenemos que proclamarnos independientes... ¡ahora mismo!
   La rotunda proposición de Miguel Ángel Aznar dejó sumidos a los altos jefes valeranos en honda confusión.
   -Este- dijo uno de los generales más antiguos y prestigiosos- es un asunto que debe tratarse despacio y sin apasionamientos.

(George H. White, Lucha a muerte. Colección "Luchadores del Espacio", Editorial Valenciana. 1958)

8.4.14

Danilo Kis



A quien le interese, en el último número (55) de El Cuaderno puede leerse un artículo mío acerca del escritor serbio Danilo Kis.

5.4.14

Primera noche: detalles

Alfred Hayes (1911-1985)

Siempre dije que recordaba cada detalle de la primera noche que pasamos juntos: recordaba, por ejemplo, que nevaba, que el taxímetro, coronado por un resplandor asmarillo, hacía ruido a medida que bajaban las fichas, y que ella se sentía excitada dentro del auto calefaccionado, con su mano en la mía, pero también triste, triste en su interior, como cuando te gusta un hombre, sabes que va a pasar algo con él y lo decidiste incluso antes de que pase, como para que él no tenga que pedirlo; es algo (agregó ella, explicando cómo se siente una mujer en una situación tan representativa) que tú sientes y él siente, una tensión placentera entre ambos, una tirantez sedosa, mientras esperas llegar a alguna parte, su departamento o el propio o la habitación de una amiga o un hotel o incluso una ruta de campo desierta, de manera que te hundes en un trance de expectativa, algo delicioso que, de algún modo, también es triste y, a causa de la tristeza, te sientes presente y ausente, dentro del taxi tomada de la mano y en absoluto dentro del taxi tomada de la mano. 
    Mientras tanto, la piel de su abrigo perdía pelo.

(Alfred Hayes, Los enamorados, La Bestia Equilátera, Buenos Aires, 2013. Traducción de Martín Schifino)



2.4.14

Reedición


El anónimo protagonista de estas insólitas confesiones, un liberal atrapado en la turbulencia del absolutismo de la época fernandina, vive con una única y obsesiva pasión: los libros. Pasión que, en gran medida, será la causa de los más cruciales cambios en su existencia y también de sus intensos placeres. En este relato el narrrador pasa revista a su pintoresca trayectoria vital, desde su inicial aversión a los libros, que le obliga a destrozarlos, hasta sufrir una pasión desmedida por ellos. Deseo o arrebato, tal vez sufrimiento, que le lleva a devorarlos en el seno del selecto Book eater's club londinense.
    En las páginas de esta novela habitan excéntricos personajes de vidas dramáticas y misteriosas, conducidos por la suave ironía del autor. El particular fetichismo de Jorge Ordaz, sus reflexiones y curiosa erudición acerca del mundo de los libros, sin duda seducirán al lector, haciéndole participar de tan sorprendente inclinación.

Será difícil olvidar esta nueva estirpe de amantes del libro de la que Jorge Ordaz nos da noticias.
                         Juan Bonilla. Diario de Jerez

Una narración culta, filosófica, irónica y sutil.
Rafael Conte. El País

(Texto de contracubierta de Las confesiones de un bibliófago, de Jorge Ordaz. Prólogo de José Luis Melero. Editorial Pez de Plata, 2014)

30.3.14

Montar un cocodrilo

Ilustración de Robert Gibbing, en Helen Waddell: Beasts and Saints (1934)


Cuenta el excéntrico naturalista Charles Waterton en sus Wanderings in South America (1825) que en la selva de la Guayana se atrevió a montar un caimán.
Al parecer, no fue el único en hacerlo.
Helen Waddell recoge en Beasts and Saints ( 1934) un relato sacado de la Historia Lausiaca, de Paladio de Galacia, referente al abad Heleno, en el que viene un suceso similar.
En efecto, estando en tierra egipcíaca, hubo Heleno de cruzar un río. Dijéronle unos monjes que era peligroso cruzarlo, pues en él habitaba una bestia, o sea un cocodrilo, que ya se había comido muchos hombres. Heleno no les hizo caso y se dispuso a cruzar el río ante el asombro de todos ellos. Llamó el abad al cocodrilo y este acudió obediente a la orilla. Subió Heleno a sus espaldas y con parsimonia le transportó hasta la orilla opuesta. Luego, descendió, y antes de partir se dirigió al cocodrilo diciéndole: "Mejor será que mueras ahora, antes de que sufras el castigo por la matanza de almas". Y al punto el cocodrilo murió.