8.2.16

Honradez peligrosa


Publio Cornelio: Perdimos demasiado tiempo. Es hora de actuar. Comprende que si Marco Valerio le nombran procónsul será el mal para todos nosotros. Es honrado, y la honradez es peligrosa.

Flavio Metello: Pero si esta es la voluntad de Julio Severo, ¿cómo nos podemos oponer?

Publio Cornelio: Los muertos no tienen voluntad.

(Esclavas de Cartago, 1956, de Guido Brignone. Guion de Mario Guerra y otros)

3.2.16

Líneas rojas


Como el título de su novela sugiere, Jones pensaba en el combate como una condición de aguda y prolongada tensión psíquica que conduce a la locura. Los soldados en "Tommy" de Kipling son tratados como basura en el día a día del ejército, pero se transforman en la "Delgada línea roja de los héroes / Cuando los tambores empiezan a sonar". Esta hipocresía social es solo el principio, pues otro aspecto del título es que "hay una delgada línea roja entre el cuerdo y el loco".

(Frank McShane, Into Eternity. The Life of James Jones, American Writer, 1985)  

30.1.16

Doble uso del whisky


En un saloon del oeste:
Audie Murphy: "Whisky".
Camarero: "¿Para beberlo o para echárselo a alguien?".

(Humo de revólver, de Nathan Juran, 1953. Guion de D. D. Beauchamp y Norman A. Fox)

26.1.16

Laye




Había leído numerosas referencias a la revista Laye, pero hasta hace poco no he podido verla y tenerla en la mano. Laye se publicó de 1950 a 1954 en Barcelona, editada por la Delegación Provincial de Educación Nacional, y pronto se convirtió en el altavoz del que años más tarde sería conocido como la grupo barcelonés de la generación del medio siglo o de los 50. Entre ellos cabe memcionar a los hermanos Luis y José Agustín Goytisolo, Carlos Barral. Jaime Gil de Biedma, Josep Mª Castellet, Joan Ferraté y su hermano Gabriel Ferrater, y Manuel Sacristán.
El número que tengo a la vista es el 24, y fue el último número que salió a la luz. Aunque la revista no pasaba censura previa, no la eximió de problemas con el obispado y con sectores de la "vieja guardia" falangista. El número en cuestión consta de 114 páginas, más otras 31 páginas a modo de anexo o suplemento en fino papel azul. Incorpora un par de dibujos de José María de Martín. Como director figura oficialmente Eugenio Fuentes Martín, si bien el verdadero director en la sombra fue Manuel Sacristám.
Visto ahora, el sumario asombra. Comprende, entre otros, artículos de José Agustín Goytisolo (sobre el rastro poético de Vicente Huidobro), Juan Goytisolo (acerca del universo de Guido Piovene), Carlos Barral  sobre Vicente Aleixandre), Manuel S. Luzón (sobre el "Alfanhuí" de Rafael Sánchez Ferlosio) y Gert Schiff (en torno a la pintura alemana contemporánea); una comedia dramática en dos actos (Presagio), de Luis Delgado Benavente; crítica de cine (a cargo de García Seguí); de teatro (a cargo de Castellet); y de libros, con dos reseñas destacables, una de Doireann MacDermott sobre The Living Room, de Graham Greene, y otra de Jaime Ferrán de las Elegías de Bierville, de Carles Riba, en la versión castellana de Alfonso Costafreda. La pièce d resistance es un largo artículo, el VII de una serie titulada "Notas apasionadas sobre España", firmado por "Arévaco" (pseudónimo de Esteban Pinilla de las Heras), en el que se analiza el "individualismo español".Demasiado para las autoridades del régimen.

23.1.16

Hombres de placer

Philip Dormer Stanhope, 4º Lord Chesterfield (1694-1773)

Una vida ininterrumpida de placeres es tan insípida como despreciable. Algunas horas dedicadas todos los días a los asuntos graves excitan el ánimo  y los sentidos a disfrutar mejor de las destinadas al recreo. Un glotón ahitado, un  ebrio extenuado y un libertino enervado por los excesos, jamás gozan de los placeres a los que se dedican; no son más que otros tantos sacrificios humanos hechos a falsas deidades. Los goces de una vida ordinaria son todos erróneos, meramente sensuales y de naturaleza ingrata; mientras los de las personas cultas, los de las sociedades escogidas, aunque pueden no ser siempre del todo morales, son más finos, más delicados, menos peligrosos, menos ingratos y menos perjudiciales en el curso común de las cosas. En una palabra, el placer no debe ni puede ser ocupación de un hombrer sensato y de crédito distinguido, sino que puede ser y es su solaz, su recompensa.

(Lord Chesterfield, Cartas a su hijo. Traducción de A. García Camba. Ediciones Atlas, 1943) 

19.1.16

Afrodisíacos

Norman Douglas publicó Paneros. Some Words on Aphrodisiacs and the Like en una edición privada, de corta tirada, en 1930, por Orioli de Florencia. Un año después lo editaría en Londres Chatto & Windus. Como dato llamativo, esta elegante edición, en grueso papel de hilo y amplios márgenes, lleva en el frontisccpicio un retrato del autor de ¡cuando era un niño!.


El libro recopila todo tipo de sustancias y materias animales, vegetales y minerales, consideradas  afrodisíacas desde la antigüedad hasta nuestros días. Una de los especímenes descritos es una planta llamada satirión u orchis, cuya raíz es tenida como un potente estimulante del deseo carnal. Celio Aureliano, Dioscórides y Maquiavelo, entre otros, hablan de los efectos provocativos del satirión. Los turcos y otros orientales la utilzan para hacer un licor llamado salep. Este es un dibujo de dicha planta:


Según la mitología Orchis, hijo de una ninfa y de un sátiro, fue fulminado por los dioses por desflorar, borracho, a una sacerdotisa de Baco. La esencia de satirión es laboriosa de obtener. Hay que tener en cuenta que de los dos a modo de "cojoncillos" que constituyen la raíz, casi siempre uno de ellos está fláccido, blando y arrugado, y hay que descartarlo, ya que su virtud es, en este caso, de naturaleza saturniana, según Paracelso, y tiene el efecto contrario; o sea, de reprimir y extinguir el impulso sexual. En el tratado Basilica Chymica (1608), de Crollius, hay una receta muy recomendable de elixir de satirión.